Memorising
Memorising
Memorising
Memorising
Memorising
Memorising
Memorising
Memorising
Memorising
Memorising
Memorising
Memorising
Memorising
Memorising
Memorising
Memorising
Memorising
Memorising

Memorising

Nicène Kossentini
18 Nov 2020 - 16 Ene 2021
Madera, 23

Nicène Kossentini (Túnez, 1977) continúa explorando la dimensión social y política de la cultura. Para la exposición Memorising, la artista preparó una serie de obras basadas en textos de filósofos, pensadores y poetas árabes, como Ibn Khaldun o Khalil Gibran. Los textos caligráficos aquí desaparecen en un ejercicio de escrituras en miniatura que hace compleja la lectura y el significado imposible: obras en las que se entrelazan citas célebres, se superponen poemas o se disuelven en agua textos de Historia. Nicène cuestiona no solo el aspecto líquido de la cultura y la tradición, sino también los conceptos de identidad, civilización e historia. ¿Cómo sobrevive y evoluciona una civilización cuando el conocimiento tangible se vuelve ininteligible?

 

En palabras del historiador de Al-Andalus y padre de la sociología política Ibn Khaldun (1332-1406): «El lenguaje es una de las facetas del pensamiento». Para Kossentini el gesto de la escritura se asimila a la construcción de un pensamiento, un tiempo que se dilata, un contenido diluido. La artista plantea una problemática contemporánea y universal: la pérdida del sentido de las palabras, y así mismo la pérdida del conocimiento. “Mientras estudiaba, llegó un momento en el cual tome consciencia de una ruptura. Todo mi aprendizaje, el patrimonio literario y poético que se me había transmitido, parecía no tener relación con mi presente”, explica Kossentini. La artista explora ese sentimiento, a partir del cual su práctica se convierte en un proceso de investigación del lenguaje, de su forma y su sentido. Lejos de un debate demagógico, la artista se interesa en el protagonismo del continente frente al contenido (forma frente a sentido), en una sociedad donde la contemplación de lo visual distrae de la importancia del sentido.

 

Nicène Kossentini seleccionó cuidadosamente ilustres fragmentos de texto, convirtiéndolos en un paisaje de caracteres ininteligibles, hasta para cualquiera que tenga conocimiento de la escritura árabe. Los manuscritos dejan lugar a un paisaje de letras diluidas, según a filósofa y crítica de arte Christine Buci-Glucksman: «El pensamiento de la línea, su ausencia en la presencia, han invadido todo; pasado de una escritura-recuerdo ilegible y presente de un paisaje flotante, indeciso. Una nada sobre nada que se convierte en todo».
 

La muestra de Kossentini se resume en un paisaje abstracto donde el conocimiento se convierte en el elemento natural de una civilización, algo que crece y muta de manera orgánica e inconsciente. En el auge de cuestiones políticas y sociales, como la crisis de identidades, la artista nos invita a reflexionar sobre un estado de constante pérdida: de tiempo, de conocimiento y de las posibilidades para el individuo de actuar en el presente y ser un actor del futuro.