XOXO Comet Boy

Timothy Hyunoo Lee
20 Feb - 12 Abr 2019
Madera, 23

Sabrina Amrani se complace en presentar XOXO, comet boy, la tercera exposición individual de Timothy Hyunsoo Lee en la galería.


El personaje del comet boy (chico cometa) nació de la frustración de Timothy al darse cuenta de que él, como artista, no era más que un vehículo para la producción; la vida es corta, todos estamos destinados a morir; y, en última instancia como humano, ni siquiera podía intuir la esencia de la espiritualidad: por qué encontramos maravillas, emociones, belleza y dolor en este mundo. El chico cometa emerge de esta ansiedad, como un mesías espiritual, que es de naturaleza autobiográfica pero también relatable universalmente.


Las obras presentadas en XOXO, comet boy utilizan el imaginario de las máscaras y el proceso de enmascaramiento y revelación, para narrar una historia sobre las estructuras de poder que forman la identidad de un individuo: la de la sexualidad, la religión y la política racial. Como tal, el concepto de frontera impregna todas las obras. Las fronteras literales y las fronteras de la mente, del cuerpo y de la comodidad de cada uno, confinan al individuo a una identidad que debe reclamar como propia o rechazar.


En última instancia, el chico cometa es revelado como una máscara del propio artista; otorgando traumas personales y culturales a un personaje ficticio como una forma de reinventar y re-narrar recuerdos, experiencias vividas y su propio sentido de identidad. El chico cometa es un investigador e instigador; se enfrenta a las paradojas de la vida de Lee y, alejado de haber vivido esas experiencias, vuelve a reunir objetivamente los recuerdos en un intento de resolver los numerosos hemisferios de pensamiento en conflicto que contiene.


El personaje confronta las ansiedades humanas del artista -amor, sueños, deseos y temores- desde una perspectiva más universal: ¿qué significan todas estas preocupaciones mortales en el contexto de la muerte? Una vez que se completa la inevitable y unidireccional trayectoria de una vida, las fronteras dejan de existir: fronteras de religión, de identidad, de sexualidad, fronteras de la piel, de la vida, de la migración. El chico cometa es un vehículo ideal para que el artista explore y aborde estas inquietudes universales en esta exposición.